¿Quién no sueña con ser el propietario de un hermoso jardín en su casa y más con una bonita pradera de césped?. Pero muy pocas personas conocen  una de las principales responsabilidades que conlleva mantener un jardín con césped natural. El cuidado del césped natural da mucho trabajo y es caro. Pero además de eso, deberían preguntarse qué impacto tiene con el medio ambiente. Mucha gente opina  del césped artificial es la mejor alternativa, pero seguramente desconoce cómo se comporta el césped artificial y el medio ambiente respecto al césped natural. Así que tómese un minuto y aprenda sobre los impactos ambientales entre el césped artificial y cómo se comparan con el césped natural. Uso del agua Esta es una de las ventajas más obvias del césped artificial. No necesita agua para mantenerse verde. De hecho, el césped natural de promedio representa aproximadamente un tercio de todo el gasto de agua de una vivienda residencial. Ahora, para ser completamente justos, no vamos a negar que se usa algo de agua en el proceso de fabricación del césped artificial , pero el consumo está muy lejos en comparación con el riego persistente que es necesario para mantener el césped real exuberante y saludable. Emisiones Es fácil suponer que el césped natural es mejor para las emisiones que el césped artificial. Después de todo, la hierba extrae el dióxido de carbono del aire y lo convierte en oxígeno. Eso es genial, ¿verdad? .  Pero desafortunadamente hay un inconveniente que a menudo se pasa por alto:  La mayoría de los céspedes naturales  se mantienen con equipos motorizados. Si usa una cortadora de césped eléctrica o gasolina, hay emisiones vinculadas a ese equipo. En cuanto al césped artificial hay que decir que  ciertamente se liberan emisiones en la producción y transporte del césped, pero esos totales son mucho menores que las emisiones del cuidado perpetuo del césped Agua subterránea Esto puede parecer un poco complicado, pero cuando se analiza todo, el césped artificial vuelve a ganar. Casi el 100% de los céspedes naturales usan fertilizantes para mantener el césped natural sano. Cuando se usan, algunos elementos se descomponen, filtrándose y llegando al agua subterránea. 3 Si puede mantener un césped natural sin absolutamente ningún fertilizante, entonces este problema desaparece, pero hay otros productos químicos a considerar como los pesticidas y herbicidas que también contienen sustancias químicas que no son buenas para el agua subterránea o el medio ambiente, y tampoco son necesarias para mantener el césped artificial. Ahora, en honor a la verdad también hay que decir que el césped artificial no está 100% libre de químicos. Es un subproducto del petróleo y, con el tiempo, parte de ese petróleo puede descomponerse y llegar al agua. Dicho esto, el césped artificial libera niveles microscópicos de subproductos del petróleo. Los pesticidas, herbicidas y fertilizantes son contaminantes sustancialmente peores, por lo que, una vez más, el césped artificial es la mejor opción para el medio ambiente. Reciclaje En este frente, el césped artificial es el gran ganador por dos razones importantes. Primero, porque hoy reciclar el césped artificial ya es posible y eso será necesario tras una larga vida.  Segundo, Si bien nunca necesita reciclar el césped natural, sí necesita reciclar gran parte de lo que se utiliza para mantener el césped natural. Los sistemas de riego, las cortadoras de césped y muchas otras herramientas para el césped tienden a tener una vida útil igual o más corta que el césped artificial, y esos productos no son universalmente reciclables. Si bien el césped artificial originalmente tenía problemas con el reciclaje, se han resuelto. Puede seleccionar césped que no tenga que terminar en un vertedero, por lo que su impacto ambiental se reduce una vez más. Y quizás aún más importante es que la mayor parte de las materias primas que se utilizan en la fabricación del césped artificial provienen de plásticos reciclados. Al instalar césped artificial, está reduciendo el desperdicio total de plástico. No se puede decir lo mismo de la hierba. Resumen Desde un punto de vista ambientalmente, hay muchas razones de peso para considerar el césped artificial como un producto  sostenible y respetuoso con el medioambiente a corto, medio y largo plazo.