Césped artificial y hagamos la vida mucho más fácil.

Hagamos la vida mucho más fácil con el césped artificial y empleemos nuestro tiempo para lo realmente importante.

Ayer, me crucé con uno de mis clientes. Un cliente “especial” y le pongo este adjetivo, porque en mis más de 15 años dedicado a la venta e instalación de césped artificial, creo no he tenido ningún cliente más remiso a cambiar su césped natural por artificial.

Mientras conversaba con el no dejo de hablar y enaltecer el césped artificial Deco-35 Plus que le instalamos.

Mi cliente, ya jubilado, dice vive por y para sus dos nietos y su perro, al tiempo me explicó que cuando tenía césped natural había trabajado muy duro, muchas horas y mucho dinero, para mantener su césped perfecto, del que se sentía muy orgulloso.

Aunque para ello, tuvo que tomar algunas medidas. A sus nietos, casi no les dejaba jugar sobre el césped y a su perro no se le permitió nunca ni tan siquiera acercase al césped, (incluso instalo una valla para que este no pudiera pasar.)

Pero su césped natural estaba fantástico.

Después de un problema de salud y la falta de ganas de seguir trabajando por y para su césped natural, tomó la decisión, casi por “compromiso” con su esposa, de instalar césped artificial.

Me dice que ahora, su césped continúa estando perfecto como antes, pero sin ningún mantenimiento, sin ningún gasto económico, y sin ningún trabajo y sobre todo que sus nietos puedes correr y saltar por todas partes sin ningún tipo de preocupaciones, y por supuesto su perro también puede!

¡Por lo tanto, creo que la lección es que el césped artificial también sirve para  que Hagamos la vida mucho más fácil y eso es suficiente!